Podemos lamenta que la Comisión de Energía haya perdido la oportunidad de parar la lista de Proyectos de Interés Común y anuncia que llevará una objeción contra la propuesta de la Comisión al pleno de la Eurocámara

El eurodiputado Xabier Benito critica que “la Comisión Europea haya elaborado esta lista sin ningún tipo de consulta al Parlamento, una cámara directamente elegida por los ciudadanos, o a otras instituciones, salvo a las propias empresas del sector”

 Benito alerta de que proyectos como el Midcat, incluido en la lista de la CE, “han vivido una gran oposición local por la falta de transparencia, participación de la sociedad civil en el mismo y la destrucción del entorno”

 

El eurodiputado de Podemos Xabier Benito ha lamentado que la Comisión de Energía del Parlamento Europeo “haya perdido hoy la oportunidad de parar la lista de Proyectos de Interés Común de la Comisión Europea, una lista que contiene hasta 104 proyectos gasísticos como el Midcat, entre España y Francia, o el gasoducto Transadriático (TAP), entre Italia y Azerbaiyán, proyectos cuya construcción, según informes alternativos, es completamente innecesaria”.

“Pese a todo, seremos persistentes y vamos a llevar la objeción a la lista de proyectos energéticos de la Comisión al pleno del Parlamento Europeo para que se pronuncien allí los 751 diputados”, anuncia Benito. “Sabíamos que en la Comisión de Energía era difícil parar esta lista dada su afinidad, sobre todo de los populares europeos, con el lobby energético”.

La Comisión de industria, Investigación y Energía ha rechazado hoy (44 votos en contra, 15 a favor y 2 abstenciones) una resolución de objeción a la lista de Proyectos de Interés Común (PIC) de la Comisión Europea, que entre el total de 171 proyectos energéticos, incluye aparentemente 53 proyectos de gas que, en realidad, son 104 debido a que la Comisión ha empleado un método de contabilidad engañoso de los mismos (agrupando varios proyectos en uno solo) para presentar una lista mucho más reducida.

“No obstante”, añade Benito, “es la primera vez que la Eurocámara pone una objeción a esta lista, por lo que se ha conseguido lanzar un mensaje de rechazo a la Comisión y a su promoción del gas”.

El eurodiputado de Podemos ha criticado que “la Comisión haya elaborado esta lista sin ningún tipo de consulta al Parlamento, una cámara directamente elegida por los ciudadanos, o a otras instituciones, salvo a las propias empresas del sector. Es muy peligroso”, ha alertado, “que los lobbies sigan jugando con la camiseta de árbitro en estas cuestiones”.

“En España, el Midcat ha vivido gran oposición local por la falta de transparencia, participación de la sociedad civil en el mismo y la destrucción del entorno que implican; los vecinos, de hecho, se han organizado en la Plataforma en Respuesta al Midcat. Ya conocemos los efectos de construir más infraestructuras de gas que no necesitamos: las acabamos pagando entre todos en la factura, como el Castor o Musel”, ha denunciado Benito.

Elevadas emisiones de CO2: ‘Gas fósil’ y no gas ‘natural’

Podemos recuerda que la mayoría de las infraestructuras de gas europeas están infrautilizadas y son resistentes a diferentes escenarios de interrupción del suministro de gas. “Por lo tanto, excepto en algunos casos muy concretos, la construcción de nuevas infraestructuras no está justificada y los costos de explotación se transferirán a los clientes”, alerta Benito.

Diferentes estudios han demostrado que durante los primeros 20 años el metano tiene un efecto de gas de efecto invernadero 86 más alto que el CO2.

“Además, las fugas de metano durante todo el ciclo de vida del gas natural no se han investigado lo suficiente”, señala el eurodiputado de Podemos. “Varios estudios han demostrado que, en algunos casos, los efectos del gas natural en el clima pueden ser peores que el carbón o el petróleo de modo que el gas no es tan limpio como lo presentan la Comisión y el lobby del gas. De hecho”, concluye Benito, “sería más exacto hablar de gas fósil en lugar de gas natural“.