Podemos denuncia la desprotección de habitantes Brasileños de la zona por la construcción de una represa hidroeléctrica de Iberdola

Desde Brasil denuncian la desprotección que está provocando en la comunidad local la construcción de la última represa hidroeléctrica por parte de la filial de Iberdrola en Brasil en el río Iguazú.

El eurodiputado Xabier Benito se ha desplazado, junto con la misión oficial del Parlamento Europeo a Brasil, a la zona de Baixo Iguaçu para conocer de primera mano la situación de desprotección que la comunidad local está viviendo por la construcción de una represa hidroelétrica, cuyo consorcio “está formado por Copel y Neoenergía, de la que Iberdrola controla el 52% del accionariado”.

Benito ha podido reunirse con alcaldes de municipios afectados por la inundación de terrenos y con algunas de las más de 800 familias afectadas. “Nos han contado que algunas familias cuyos terrenos se iban a inundar no eran consideradas afectadas en un principio, y solo a través de la lucha organizada la empresa les ha reconocido. Sin embargo, siguen pidiendo reasentamientos colectivos que no afecten a sus lazos comunitarios, cosa que la empresa no garantiza”.

Según el Eurodiputado “de todos los beneficios que producirá la hidroeléctrica, solo el 1% se pagará a los ayuntamientos de la zona, quienes acarrean con los gastos de miles de trabajadores desplazados a la zona”.

Para Xabier Benito “esta situación es más común de los que debería, por eso defendemos con urgencia que se avance en las negociaciones del acuerdo vinculante de cumplimiento de Derechos Humanos por parte de las transnacionales que garantice la justicia a estas familias, y que las empresas tengan que rendir cuentas también en su lugar de origen, en España en el caso de Iberdrola”.