El eurodiputado vasco de Podemos Xabier Benito critica el discurso de Jean-Claude Juncker y lo califica de “lamentable e hipócrita”

“Mientras con una mano decía que Europa es la tierra de la solidaridad, con la otra llamaba a reforzar las expulsiones de personas”, censura Benito

“Compartimos con el presidente de la Comisión la preocupación por la situación de la industria europea, algo que en Euskadi estamos sufriendo mucho, pero sin una política industrial progresista e inversiones públicas significativas no hay soluciones, la parálisis no es una solución”, critica

El presidente de la Comisión Europea Jean-Claude Juncker se ha dirigido hoy al Parlamento Europeo en el Debate del Estado de La Unión Europea “para dar la misma receta a los problemas europeos”, según las palabras del eurodiputado vasco de Podemos Xabier Benito.

Tras el debate, Benito ha asegurado que “Europa necesita constituirse como proyecto social y solidario. Con una política exterior de acogida y de paz y con políticas progresistas que respondan a las necesidades de la gente y los territorios”.

“Sólo generando un nuevo proyecto que ilusione y responda a los problemas concretos de la gente dejaremos de alimentar el euroescepticismo y la extrema derecha”, ha argumentado Benito, miembro de la Comisión de Industria, Investigación y Energía de la Eurocámara.

En palabras del eurodiputado vasco, “la agenda de lucha contra el cambio climático de la Comisión Europea sigue siendo palabras vacías. Declarar Make The Planet Great Again no es suficiente. Necesitamos un firme compromiso en la lucha contra el cambio climático”.

“Desde Podemos reclamamos”, ha abundado Benito, “un plan de inversión pública para impulsar la transición a un modelo productivo sostenible, empezando por la transición energética”.

En referencia a las declaraciones de Juncker en materia de refugio y asilo, el eurodiputado considera que “sus declaraciones han sido lamentables e hipócritas. Mientras con una mano decía que Europa es la tierra de la solidaridad y ponía el ejemplo de los voluntarios en el Mediterráneo, con la otra llamaba a reforzar las expulsiones de personas”.

Según sus palabras, “el presidente no puede decir una cosa y hacer otra, debe elegir entre el racismo de la extrema derecha o la legalidad internacional y el derecho de asilo”.

En cuanto a la industria, Benito señala que comparte con Juncker la preocupación “por la situación de la industria europea, algo que en Euskadi estamos sufriendo mucho”.

Sin embargo, ha afirmado que “sin proponer inversiones públicas significativas no hay soluciones, la parálisis no es una solución” y ha reclamado trabajar en una política industrial “progresista en la UE, que esté ligada a los territorios que viven de ella: como la margen izquierda, encartaciones, etcétera”.