Apoyamos la “Declaración de Estrasburgo” contra las violaciones de derechos humanos de las transnacionales Europeas

La líder indígena guatemalteca, finalista del Premio Sájarov 2017, presenta el documento en el Parlamento Europeo con el apoyo de Podemos, Bildu, EQUO y ECR.

 “Las transnacionales se erigen en los verdaderos poderes corporativos que hoy dictan a los pueblos sus caminos hacia la desesperanza y la explotación sin futuro”, alerta Chávez.

La líder guatemalteca Lolita Chávez, finalista del Premio Sájarov 2017, ha presentado hoy en el Parlamento Europeo la Declaración de Estrasburgo, documento que denuncia la violación de derechos humanos por parte de las empresas transnacionales, que “se erigen en los verdaderos poderes corporativos que hoy dictan a los pueblos sus caminos hacia la desesperanza y la explotación sin futuro”.

La Declaración de Estrasburgo leída por Chávez asegura que “la mayoría de las transnacionales europeas violan los derechos humanos en cada vez más puntos del planeta y la Unión Europea tiene una responsabilidad para con ello”.

El documento alerta sobre “el actual sistema de dominación”, sobre el que “residen las causas que hoy originan los desequilibrios y las injusticias, las explotaciones sin fin, el expolio de nuestras tierras y territorios, el empobrecimiento para las grandes mayorías, el aumento de las brechas de desigualdad, así como los machismos y feminicidios que nos colocan a las mujeres en el eje central de la agresión, o el mismo cambio climático que hipoteca la vida en el planeta para las generaciones presentes y futuras”.

“Y en este marco, las transnacionales se erigen en los verdaderos poderes corporativos que hoy dictan a los pueblos sus caminos hacia la desesperanza y la explotación sin futuro”, denuncia la Declaración.

El pleno apoyo a la Declaración de Estrasburgo, que denuncia la acción de las transnacionales y la violación de derechos humanos de estas compañías en un momento de repunte alarmante de la criminalización y violencia: sólo durante 2016 se asesinaron 200 personas defensoras de derechos humanos”.

Benito ha pedido que “la UE no debe limitarse a dar premios, si no que debe tener políticas cómplices con estas violaciones de derechos humanos. Por ejemplo, ahora se está negociando un acuerdo de comercio con el Mercosur que no incluirá clausulas vinculantes de protección de los derechos humanos y el medioambiente”.

Florent Marcellesi, de EQUO, afirma que “como europeos no podemos aceptar que las empresas transnacionales, en particular las españolas como ACS, participen en proyectos como RENACE, un mega proyecto hidroeléctrico que vulnera los derechos de los pueblos indígenas, en este caso afectando de forma directa a 30 mil personas, en contra del convenio 169 de Organización Internacional del Trabajo”.

“Exigimos que las empresas cumplan con sus obligaciones legales tanto en Europa como América Latina”, señala Marcellesi.

Josu Juaristi, de Bildu, no cree que sea “suficiente con que Lolita Chávez haya sido designada finalista de los Premios Sájarov. El Parlamento Europeo y los Estados Miembros deben trabajar mucho más activamente para proteger de forma efectiva la vida y el trabajo de los activistas por los derechos humanos en Guatemala, así como el futuro de este país”.

“La solidaridad no es suficiente. Falta compromiso y compromisos”, añade Juaristi.

Por último, el eurodiputado de ECR, Josep-Maria Terricabras, ha destacado a Chávez como “mujer indígena defensora de los derechos humanos es un referente para todos nosotros”.

“Nuestra finalista del Premio Sájarov es Lolita Chávez, líder para los derechos ambientales de Guatemala y amenazada de muerte en su país. Reconocemos su labor y compartimos su compromiso”, concluye Terricabras.